La Oreja de la Mula

La Oreja de la Mula

Recinto ciclópeo de grandes bloques, algunos de más de 2 m. de longitud. Se trata de una estructura cuadrangular de 11x12 m., en la cumbre, con una altura máxima conservada de 2,20 m. está formada por un muro de 1,60 m. de grosor hecho con doble hilera de bloques calizos de gran tamaño, algunos de carácter ciclópeo; el interior está relleno de tierra. Esta estructura superior está defendida por los lados norte y este, que no disponen de la defensa natural de los tajos rocosos, por un recinto exterior más extenso, formado por una línea de grandes bloques de caliza hincados en el suelo. La intensidad de la ocupación de esta fortificación queda de manifiesto en la gran cantidad de fragmentos de cerámica que aparecen en torno a la cumbre: romana común, tégulas y sigillata.

Por este lugar discurre "La Ruta de los recintos fortificados".