Rutas Internas

Rutas Valerianas

D. Juan Valera vivió una gran parte de su vida en Doña Mencía, a la que llamaba "su tierra" y "su lugar". Toda su relación y sentimientos con esta localidad, los constató a través de sus escritos. Así pues, numerosos son los sitios, rincones y callejas mencianas que aparecen en su obra, los cuales describe con especial mimo, simpatía y cariño. Con ello, la figura de Juan Valera es un exponente claro en la mente de todos los mencianos, ya que son muchos los aspectos que nos hacen sentirnos unidos al mismo.

Las rutas valerianas son dos y ambas parten del pilar de abajo o fuente del Ejido (así con ese nombre aparece citado en "Las ilusiones del Dr. Faustino" y con el segundo en "Juanita la Larga"):

- La del sureste o de "Juanita y D. Paco", que discurre por el Pilar de Abajo, llanete de la iglesia vieja y Cruz de los arrieros.

- La de levante o e "Los López de Mendoza", que parte del Pilar de Abajo y continúa por el llanete de la Iglesia Vieja, Calle Llana, Casa de la Cultura y Plaza de Andalucía o Plaza del Pradillo.

 

Ruta "Rincones con encanto"

Se presenta como el nexo de unión entre la Vía verde de la Subbética, el patrimonio histórico-cultural de Doña Mencía y los afinados vinos de nuestro pueblo.

El punto de partida en la Vía Verde nos permite un paseo por un entorno con unas maravillas vistas al Parque Natural de las Sierras Subbéticas, completando con elementos ferroviarios del antiguo trazado de la línea Linares-Puente Genil o también denominando "El Tren del Aceite".

El carril bici nos conduce hasta el casco histórico de Doña Mencía, visitando el conjunto monumental del Castillo y el Mirador del Calvario. El Pilar de Abajo nos ofrece una experiencia de tranquilidad, acompañada del aroma del lugar y las cristalinas aguas del pilar.

El recorrido nos adentra en el pueblo por un entramado de calles sinuosas, casas singulares, hasta finalizar en las bodegas de vino con D.O. Montilla-Moriles y Museo del Vino.