Vía Verde de la Subbética

Vía Verde de la Subbética

 

Con un recorrido total de 58 km, discurre por la antigua línea de ferrocarril entre Linares y Puente Genil, recuperando el trazado del Tren del Aceite, que unía, entre otros, los municipios de la Subbética Cordobesa de Lucena, Cabra, Doña Mencía, Zuheros y Luque.

La Estación de Doña Mencía, hoy convertida en restaurante y área recreativa, constituye una parada obligatoria para el visitante.

El área recreativa cuenta con una amplia zona de descanso, con bancos, mesas, papeleras y aparca-bicis. Cuenta con un punto de agua y un sendero interpretativo de la flora del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. También se ha habilitado una zona de esparcimiento para caravanas y autocaravanas, así como un servicio de alquiler de bicicletas y vehículos de locomoción sostenible.

Desde este punto se puede acceder al núcleo urbano a través del carril bici, que convierte a Doña Mencía en Ciudad Amiga de la Bicicleta y cuyo recorrido nos permite descubrir su legado histórico y cultural. Su situación limítrofe con el Parque Natural nos ofrece excelentes vistas de esta figura de protección natural.

Punto de partida al yacimiento Ibero-romano de El Laderón, el Sendero de la Fuente de las Pilas, Torre de la Plata y paso de la Ruta de las Fuentes.

El interés de la Vía Verde se complementa con la arquitectura ferroviaria que podemos encontrar en el trayecto que discurre por el término municipal de Doña Mencía.

Destacar el almacén de mercancías o "Hangar" y el conocido como "Puente de Zuheros" que une por carretera a nuestro pueblo con la localidad vecina.

En todo el recorrido de la Vía Verde de la Subbética nos podemos encontrar con puentes, túneles y los viaductos de la Sima y de Zuheros, que hacen de esta Vía Verde una de las más utilizadas de Andalucía.

Su uso está limitado a los cicloturistas, paseantes, senderistas y caballistas.

Junto a la prolongación de esta vía por la provincia de Jaen, a través de la Vía Verde del Aceite, nos permite descubrir un trayecto de 112 km de longitud

 

La Casilla del Casarón

 

El trazado de la Vía Verde alberga en su recorrido manifestaciones propias de este tipo de antiguas infraestructuras ferroviarias, destacando en nuestro término municipal, la popularmente conocida como "Casilla del Casarón" que no es sino la típica casilla de paso a nivel que servía de albergue al encargado de dicho paso y su familia.

El espacio permite conocer las particularidades de este tipo de edificaciones, una única sala con chimenea y acceso mediante escalera basculante al piso superior, que haría a veces de dormitorio. También cuenta con un patio trasero o corral, en donde se criaban gallinas, conejos y algún que otro cerdo y que, ocasionalmente, también era utilizado como almacén de herramientas.

El entorno es un punto de descanso ideal, presidido por un pozo y complementado por un antiguo horno construido en piedra y cubierta de mampostería. Además nos muestra unas excelentes vistas de Doña Mencía.

Esta casilla de paso a nivel rehabilitada se convierte así en un punto de unión entre la Vía Verde, Doña Mencía y el Parque Natural de las Sierras Subbéticas